En esta nueva situación que nos ha tocado vivir a nivel mundial, las personas hemos tenido que buscar nuevas motivaciones para poder sacar fuerzas y salir fuertes cuando termine la pandemia.

Hay gente que como alternativa al trabajo, está estudiando una carrera, cursos por
internet… Otros, tenemos hobbies y nos dedicamos a ellos en casa: pintar mandalas, escribir, leer, jardinería, cocinar aprendiendo nuevas recetas, hacer ejercicio, navegar por redes sociales, escuchar música, etc. También mantenemos la ilusión por seguir cuidándonos: vamos a la peluquería, mantenemos la higiene personal, salimos a caminar…

Estas actividades nos dan un cierto alivio en nuestras vidas en este momento,
desarrollándonos a nivel personal para seguir librando la batalla “al bicho”. Nos
ayudan a focalizarnos más y a no pensar todo el rato en el monotema del Coronavirus.

Cuando ha estado permitido quedar con nuestros amigos y familia, lo hemos hecho de
una manera un poco diferente a antes; respetando siempre las pautas que nos han
dado para nuestro bienestar y seguridad.
Siempre hemos ido con mascarilla, respetando las distancias; los besos y abrazos, al
saludarnos, hemos tenido que guardarlos para más adelante.Aunque hemos intentado disfrutar, siempre hemos estado alerta para cuidarnos
mutuamente.

Ahora mismo, solo podemos juntarnos para pasear dos personas; esta es una
actividad que también nos gusta y ayuda a relajarnos, sentirnos más activas,
compartiendo tiempo entre nosotros, en definitiva, nos hace estar bien con nosotros
mismos.

Los que estamos aquí, en el taller de prensa del Sentit, os animamos a los que no estéis
sobrellevando bien esta situación, a que busquéis algo positivo y creativo en vuestro
interior para hacer cosas satisfactorias para vuestro bienestar personal.

¡Ánimo!

Opinión: Ocio en tiempos de pandemia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.